7 razones para comprar en el pequeño comercio

Share on facebook
Share on reddit
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

El pequeño comercio ha sido durante años el gran olvidado del ecosistema empresarial. Factores como las grandes superficies o el comercio electrónico han provocado que una buena parte de los consumidores elijan cada vez menos este tipo de establecimientos para realizar sus compras.

Como consecuencia, muchos comercios locales se encuentran en una situación difícil. En este sentido, podemos destacar dos problemas principales.

Por un lado, aumentar las ventas. Debemos tener en cuenta que el ámbito de influencia de estos comercios suele ser más reducido que el de una gran empresa digitalizada. Por ello, muchos se ven obligados a centrar sus esfuerzos en la fidelización, lo que supone una barrera para hacer crecer el negocio.

Por otro lado, la poca presencia en los canales digitales. Esto tiene como principal consecuencia la dificultad para captar público joven o de otras zonas geográficas.

¿Por qué deberíamos elegir el pequeño comercio?

Ahora es el momento de estar al lado del pequeño comercio y ayudarles a superar estos meses tan complicados. Por ello, queremos destacar estas 7 razones para comprar en ellos.

Dan vida a las calles de barrios y pueblos

¿Te imaginas unas calles sin los negocios locales que tanto las caracterizan? Es probable que, sin darte cuenta, muchos de ellos hayan formado parte de tu vida. Por ejemplo, el kiosco donde ibas al salir del colegio, la tienda de alimentación donde tu familia hacia la compra o la peluquería a la que has ido durante años.


Gracias a ellos se crean esas relaciones que de otro modo no surgirían, fomentan el ambiente en las calles y conforman un punto de encuentro en la zona.

El pequeño comercio crea empleo y riqueza

La mayoría de las empresas españolas son pymes o micropymes, por lo que suponen uno de los pilares económicos del país. De esta forma, si muchos de ellos no existieran, se perderían una gran cantidad de puestos de trabajo, lo que tendría un efecto aún peor en la economía.

Además, hay que considerar que cuando el pequeño comercio contrata a una persona, es bastante probable que sea del mismo barrio o pueblo, por lo que está contribuyendo a mejorar la situación de una familia de su zona.

Por ello, al comprar en este tipo de tiendas favorecemos la economía local, creando así un ecosistema que beneficia a todos sus integrantes.

Compran y venden productos de proximidad

La mayoría de pequeños comercios utilizan productos en sus establecimientos adquiridos también a empresas locales. Por ejemplo, es probable que la frutería de tu pueblo compre parte de sus productos a la cooperativa agrícola del municipio. O que la pescadería tenga como proveedor a un distribuidor local.

Gracias a este sistema de compra-venta, la riqueza generada sigue circulando y beneficiando a la población de su ámbito geográfico, contribuyendo a mejorar la calidad de vida. Además, muchos de estos productos son sinónimo de mayor calidad.

Ofrecen un trato cercano y personalizado

Las personas que integran los comercios locales conocen nuestro nombre, saben que productos son nuestros preferidos y hacen todo lo posible por satisfacernos cuando necesitamos cualquier cosa.

Cuando eliges el pequeño comercio no estás tratando con una empresa, sino con las personas que están implicadas en él. Por ello, consigues una cercanía y calidez incomparable.

Cuidas el medio ambiente

Visitar un centro comercial o una gran superficie lleva aparejado en muchas ocasiones el desplazamiento en coche, lo que implica una mayor contaminación. Del mismo modo, cuando compras en algunos ecommerce, el producto puede llegar a tener que viajar cientos de kilómetros hasta tu domicilio.

Sin embargo, si realizas tus compras cerca de casa puedes acudir andando. Además, el beneficio es doble ya que puedes aprovechar para mantenerte activo.

Es más cómodo y rápido

En línea con el punto anterior, hay que destacar otro de los beneficios del comercio local: su comodidad. Al evitar desplazamientos innecesarios no solo utilizamos menos combustible, sino que ganamos tiempo para otras actividades.

Si a esto le unimos que cada vez ofrecen más facilidades, obtenemos la combinación perfecta. Por ejemplo, podemos encargar nuestro pedido por WhatsApp y pasar a recogerlo o tardar sólo unos minutos en cambiar una prenda de ropa en la tienda de moda más cercana.

Apoyas proyectos emprendedores

Parece que cuando hablamos de emprendimiento muchas veces solo se considera emprendedores a aquellos que inician un proyecto tecnológico, una app o un servicio online. Sin embargo, el emprendimiento puede darse con cualquier tipo de negocio.

Por ejemplo, crear un nuevo restaurante o una tienda de moda también es emprender. Por ello, al considerar estos nuevos proyectos como una opción de compra no solo contribuimos a que prosperen estos negocios. Otros pueden seguir el ejemplo, por lo que fomentamos la creación de nuevas empresas y empleos.

Alejandro Burgos

Alejandro Burgos

Consultor y comercial en localy.es

¡Gracias!

Selecciona el plan que más se adapte a tus necesidades y nos pondremos en contacto contigo sin ningún compromiso.

¿Necesitas una página web?
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by